Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Biblia / Temas Bíblicos...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el artículo del próximo tema bíblico

 

 

Conozca nuestros Cursos Bíblicos a distancia

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a la sección de Cursos

 

¿Cómo preparar una Pastoral Bíblica?
Propuestas para la planificación

por Marcelo A. Murúa

 

Los alcances y ámbitos de acción de una Pastoral Bíblica pueden ser muy variados, por esta razón en este artículo vamos a intentar restringir esas posibilidades y acotarlas a una situación general que pueda aportar elementos a otras situaciones que sean diferentes a la planteada.

Imaginemos una Parroquia, con una mínima organización comunitaria, con participación de los laicos en diferentes funciones y servicios, que quieran profundizar los conocimientos y la reflexión a partir de la Biblia.

¿Cómo y por dónde empezar?

Nota aclaratoria: la idea no es dar recetas sino elementos y propuestas generales para que puedan ser aplicados según las circunstancias y características de cada comunidad parroquial.

Para empezar podríamos señalar que el interés inicial , en la mayoría de los casos, ya está. Es algo casi innato. A la gente le gusta saber más de la Biblia. Reconoce en ella una fuente de sabiduría y la respeta. Tal vez, también en muchos casos, este respeto sea un escollo. "La Biblia, la entienden los que saben..." se suele escuchar entre la gente. Se sobreentiende que los que saben son los sacerdotes, los religiosos o religiosas, tal vez algún catequista....Una de los desafíos importantes de una Pastoral Bíblica es crear las condiones y espacios para que la gente sencilla pueda expresar lo que sabe de la Biblia. Muchas veces se aprende más, escuchando a la gente sencilla que en lo libros. El Espírtitu del Señor suele explayarse en los humildes (Lc. 10, 21).

¿Cómo responder a este natural interés de conocer más de la Biblia?

Una de las herramientas que da mejores resultados es la organización de Cursos o Encuentros Bíblicos.

La motivación de estos Cursos o Encuentros puede ser un tema específico o un tiempo liturgico.

Segunda nota aclaratoria: cuando hablamos de Cursos nos referimos a Encuentro

  • abiertos, invitando a la comunidad.
  • planificados, preparados y guiados por algún equipo coordinador.
  • de una duración limitada en el tiempo, que puede ser variable pero nunca demasiado larga (ver más adelante)
  • con modalidad de Taller. Y en esto , si me permiten, me voy a detener un momento. Cuando hablamos de Curso no nos referimos a los Cursos tradicionales donde un profesor transmite sus conocimientos a un auditorio, en general pasivo, que se limita a tomar nota y preguntar dudas o aclaraciones.

Nuestra experiencia de Cursos implica la participación activa de todos los concurrentes, a partir de trabajos grupales, representaciones, plenarios, oraciones en común, y múltiples actividades más que posibiliten la construcción en común del conocimiento. Por supuesto que existe, como ya señalamos, un equipo coordinador, que planifica, prepara, guía, responde dudas, introduce a los temas y brinda los conocimientos básicos necesarios para los trabajos grupales, pero el acento está puesto en promover la participación activa y la reflexión del conjunto de los participantes.

Creemos que los Talleres de Biblia son una herramienta excelente para que la gente conozca y se apropie de la Palabra de Dios.

No descartamos ni desconocemos la posibilidad de Cursos con uno o varios expositores que den una charla sobre un tema bíblico pero priorizamos los Talleres.

¿Por qué?

Porque permiten reproducir, de manera acotada, la experiencia, el clima, la forma de trabajo de un grupo bíblico.Organizando Cursos -Taller de Biblia se va despertando en la gente la necesidad, las ganas, las expectativas de participar y conformar un grupo bíblico que se reuna en forma periódica. Y esto último tal vez sea el desafío mayor de una Pastoral Bíblica: lograr la creación de Grupos Bíblicos que periódicamente se reunan a reflexionar la Palabra de Dios para aplicarla a la vida personal, social y comunitaria.

Sintetizando lo expuesto hasta ahora. Una muy buena manera de empezar una Pastoral Bíblica es la organización de Cursos-Taller, sobre algún tema o para algún tiempo litúrgico importante.

 

Planificando una Pastoral Bíblica

a) Determinación de objetivos y tiempos.

b) Estrategias de acción.

c) Implementación.

d) Evaluación.

a) Determinación de objetivos y tiempos.

Objetivos: ¿Qué queremos lograr?

Tiempos: ¿En cuánto tiempo estimamos posible alcanzar el objetivo propuesto?

b) Estrategias de acción:

Actvidades: ¿Qué vamos a hacer?

Convocatoria: ¿Cómo vamos a invitar y dar a conocer lo que hagamos?

Responsables: ¿Quién/quiénes lo van a llevar adelante?¿Cómo capacitarlos?

Recursos: ¿Qué se necesita? ¿Lugar? ¿Materiales?

c) Implementación:

Cronograma: ¿Cuándo y durante cuánto tiempo hacemos cada actividad? ¿En qué orden?

d) Evaluación:

Con los participantes de las actividades: ¿Te resultó útil? ¿Se alcanzaron tus expectativas? ¿Qué opinás de lo realizado? ¿Qué te gustaría sugerir?

Con el equipo organizador: ¿Cómo fue la convocatoria y la respuesta? ¿Cómo fue la participación? ¿Qué logros se alcanzaron? ¿Qué inconvenientes se presentaron?

 

Sugerencias

Actividades:

Semanas Bíblicas: a lo largo de siete días desarrollar un tema en un curso-taller. Se puede terminar el domingo con la Eucaristía.

Triduos: similar pero de tres días.

Misiones Bíblicas: por los barrios que conforman la Parroquia. Implica la formación previa de un grupo de misioneros. Puede incluir la invitación a un Encuentro Bíblico en la casa de alguien del barrio (como para iniciar un grupo bíblico)

Grupos bíblicos: invitar a formar un grupo de personas a reunirse periódicamente a reflexionar la Palabra de Dios. Hay materiales de apoyo (guiones, esquemas) muy interesantes (ver más adelante).

Convocatoria:

Aprovechar los momentos en que la gente tiene mayor fervor por lo religioso:

Fiestas Patronales

Mes de la Biblia (septiembre)

Mes de la Virgen (octubre)

Tiempos litúrgicos fuertes: Adviento, Cuaresma, Semana Santa

Fiestas litúrgicas: Navidad, Pascua, Pentecostés

Contenidos:

Elegir temas generales, especialmente para comenzar.

Empezar con cuestiones muy básicas, ¿cómo ubicar un texto?, ¿por qué las Biblias son diferentes (traducciones)?

Aprovechar para hacer un relevamiento de las dudas de la gente y plantear los temas de curso o encuentros en respuesta a esas dudas.

Metodología para Cursos y Encuentros:

Promover actividades bíblicas que permitan la participación. La Biblia es para ser leída en comunidad.

El animador de los Cursos-Taller o Encuentros brinda una introducción a los temas y luego invita al trabajo en grupos con los textos bíblicos. Luego se pone en común lo reflexionado.

Terminar siempre con una oración en común que recoja lo reflexionado en la Biblia (rezar con los Salmos es una muy buena ayuda)

Tener en cuenta que muchas veces el grupo de participantes es heterogéneo. Favorecer que todos articipen, que no haya quien monopolice las opiniones.

Tener en cuenta que hay que gente que no sabe leer o no alcanza a ver las letras pequeñas de muchas Biblias.

Recursos:

Hay muchas familias y personas que no poseen Biblia. A la hora de realizar las actividades es importante no olvidarlo. Se pueden llevar Biblias de más para que la gente que no la tiene pueda trabajar con ellas(es importante el contacto personal con el libro) o fotocopiar los textos a utilizar (así se pude llevar el material a sus casa).

Una tarea a desarrollar en la Pastoral Bíblica es buscar las alternativas para que la Biblia llegue al mayor número de hogares.

A la gente que va a los cursos o encuentros le gusta recibir material para leer y conocer mejor la Biblia. Se pueden preparar subsidios o fotocopiar pedacitos de libros para entregar.

Formación de Agentes Pastorales Bíblicos

La formación de Animadores Bíblicos es todo un tema que por su importancia lo dejamos para un artículo entero (ver próximo tema). A la hora de pensar en una Pastoral Bíblica es vital pensar en quienes la van a llevar adelante y cómo ayudar en su capacitación.

 

Para terminar...

La Biblia es la roca sólida donde edificar nuestra vida de fe personal y comunitaria.

El gran desafío de una Pastoral Bíblica es ayudar a unir la fe y la vida. ¿Cómo leer la Biblia hoy? para que nos ayude a dar respuesta a las situaciones que nos tocan vivir, tanto a nivel personal como social.

 

En el próximo artículo "Animadores Bíblicos (I)"

 

 

Especial del Mes de la Biblia 2006

BuenasNuevas.com pone a su disposición un Especial dedicado al mes de la Biblia adonde podrá encontrar una gran diversidad de recursos pastorales para trabajar en su comunidad, colegio o parroquia, o para la reflexión personal: temas bíblicos, oraciones, encuentros, lectura orante, dibujos, tarjetas.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2002