Biblia
 Catequesis
 Espiritualidad
 Tarjetas digitales
 Foros
 Chat por temas
 Libro de visitas
 Mapa del sitio
 Quiénes somos
  Escríbanos
  




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

  

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia RecursosRevistasLibros 
  Ud está en Home / Biblia / Textos dramatizados...
Enviar Página

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word
de esta página

 

Ver el Texto bíblicos dramatizado del domingo anterior

 

Conocer la sección Dios habla hoy

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a la sección de Cursos

 

 

Dios nos habla hoy
- versión anual -


Recurso pastoral coleccionable para leer
reflexionar y rezar
con el Evangelio de cada semana.

Adquiera el Año completo adelantado
para su trabajo pastoral.

Conozca Dios habla hoy

 

 

Buscar la luz de Jesús
Jn. 3, 14-21

Domingo 4 de Cuaresma (ciclo B) - 22/3/2009
por Enzo Giustozzi y Marcelo A. Murúa

Dios mandó a su Hijo al mundo, para que el mundo se salve por el Hijo.

Al mundo Dios lo amó tanto, que nos dio a su Hijo Único para salvar al mundo

Relator - Jesús le dijo a Nicodemo:

Jesús - Así como Moisés levantó bien alto la [figura de una] serpiente en el desierto, así también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado bien alto [en la cruz], para que todos los que le creen tengan Vida eterna en él.

Dios quiere salvar -y no, condenar-, pero uno mismo se condena si no cree en el Hijo de Dios

Jesús - Porque al mundo Dios lo amó tanto, que dio a su Hijo único para que todo el que tenga fe en el Hijo de Dios no se condene, sino que consiga la vida eterna. Porque Dios a su Hijo no lo mandó al mundo para condenar, sino para salvarlo al mundo. Al que cree en el Hijo de Dios, no se lo juzga ni se lo condena; pero el que no cree, ya se ha juzgado y condenado [a sí mismo], por no haber creído en el nombre del Hijo único de Dios.

Los que tratan de ser buenos buscan la luz, en cambio los malos le disparan a la luz

Jesús - Y este es el juicio [y la crisis]: la luz vino al mundo [para alumbrar a todos], pero a [muchos de] los hombres les gustó la oscuridad más que la luz, porque [no querían que se viera que] sus obras eran malas. Porque a todos los que hacen cosas malas, la luz no les gusta nada, y no van adonde hay luz para que no los descubran. Mientras que el que hace la verdad [, cosas verdaderas] ese sí que busca la luz, para que se vea bien que sus acciones las hace en Dios.

Guía para la utilización del guión
con jóvenes y adultos

1Realizar la dramatización del relato. La escena tiene es un monólogo de Jesús. Se puede representar también el personaje de Nicodemo. Como Jesús habla de la luz se podría, de manera sencilla, trabajar con el signo de una vela prendida. Mientras Jesús termina de hablar otra persona puede prender una vela grande y dejarla sobre el altar mientras dice en voz alta: ¡Esta es la luz que nos ilumnia, Jesús de Nazaret! Es importante haber realizado un par de prácticas previas para coordinar el relato con las escenas. Los títulos de cada escena se pueden leer o no.

2 Organizar a los participantes en grupos de tres o cuatro personas. El animador introduce y ubica el texto. En los grupitos, conversar informalmente, durante cinco minutos, a partir de la pregunta:

- ¿Qué situaciones y palabras del relato me impactaron (o recuerdo) más? ¿Por qué?

3 El animador/catequista/sacerdote que está coordinando el trabajo grupal propone estas otras consignas a los grupos:

- Entre todos los participantes del grupo reconstruir el texto (volver a contarlo, intentando recuperar todos los detalles)

- ¿Qué sucede en el relato? ¿A quién le habla Jesús? ¿Qué sabemos de esta persona?

- Jesús se compara con la luz, ¿qué importancia tiene la luz en nuestra vida? ¿qué nos pasa cuando estamos sin luz, cuando se corta la luz a la noche?

- ¿Por qué Jesús es luz para nuestras vidas?

- ¿Cómo buscar la luz de Jesús para que nos ilumine?

- ¿Qué actitudes podemos vivir, personal y comunitariamente, para buscar la luz de Jesús en esta Cuaresma?

- ¿Qué nos enseña el relato?

4 El animador invita a poner en común lo conversado en cada grupo. Centrar la reflexión en descubrir que debemos buscar la luz de Jesús para orientar nuestras vidas. Cuaresma es tiempo de preparación, ¿ a qué me puedo comprometer para buscar su luz?

5 El animador invita a cada participante a decir en voz alta algo que se haya aprendido en este relato:

- Apliquemos a nuestra vida cotidiana el mensaje del texto.

6 El animador propone un momento de oración compartida para terminar el trabajo.

- Para vivir la Cuaresma busquemos la luz de Jesús.

- Señor, ilumina nuestro caminar…

7 Oración final.

Señor,
ilumina nuestro caminar.
Orienta nuestros pasos
danos la luz que ayuda a discernir.
queremos anunciar tu Buena Noticia.
Enséñanos a vivir en la verdad y la justicia,
muéstranos cómo ser luz para los demás.
- Que así sea -

Marcelo A. Murúa
Guía para la utilización del guión
con niños

1 Realizar la dramatización.

2 Reconstruir el relato, con los niños, a partir de las preguntas:

- ¿Qué acabamos de escuchar? ¿De qué habla Jesús?

3 El animador/catequista/sacerdote que está coordinando el trabajo grupal propone estas otras consignas a los grupos:

- Entre todos los participantes del grupo reconstruir el texto (volver a contarlo, intentando recuperar todos los detalles)

- ¿Qué sucede en el relato? ¿A quién le habla Jesús? ¿Qué sabemos de esta persona?

- Jesús se compara con la luz, ¿qué importancia tiene la luz en nuestra vida? ¿qué nos pasa cuando estamos sin luz, cuando se corta la luz a la noche?

- ¿Por qué Jesús es luz para nuestras vidas?

- ¿Cómo buscar la luz de Jesús para que nos ilumine?

- ¿Qué actitudes podemos vivir, personal y comunitariamente, para buscar la luz de Jesús en esta Cuaresma?

- ¿Qué nos enseña el relato?

El animador invita a poner en común la reflexión de cada uno de los niños. Va animando para que hablen en voz alta, a medida que los niños comparten sus respuestas los va orientando para aprender que para encontrar a Dios debemos conocer la vida de Jesús. Intentar orientar hacia propuestas concretas.

Una excelente manera de trabajar el tema de la luz con niños es acompañando la reflexión con un signo sencillo. Se puede encender una gran vela al final de la charla compartida y darle a cada niño una pequeña velita. Uno por vez pueden ir encendiendo su vela en la gran vela y diciendo una oración en voz alta (ver momento siguiente).

4 El animador propone un momento de oración compartida para terminar el trabajo.

- Cuaresma es un buen momento para buscar la luz de Jesús.

- Señor, danos tu luz…

5 Al terminar podemos repartir entre los niños esta pequeña oración que habremos fotocopiado previamente.

Señor
danos tu luz,
que nos permite descubrir tu presencia
cerca nuestro.
Danos tu luz
que nos ayuda a ver lo bueno
que hay en los demás.
Danos tu luz
que nos acerca el calor
del amor de Dios.
¡Qué así sea!

Marcelo A. Murúa
Copyrigth © Buenasnuevas.com 2006