Biblia
  Catequesis
  Espiritualidad
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Home / Catequesis / Jóvenes / Emaús...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabar los archivo pdf de Emaús

Emaús-2

Si no conoce cómo manejar archivos pdf haga click en Ayuda

 

Ver el archivo anterior de Emaus

 

Comentarios
y sugerencias

 

   

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Ir a la sección de Cursos

 

 

Curso de Actualización para Catequistas



Conozca el curso que utilizan miles de personas en toda América Latina para su crecimiento en la fe y misión pastoral.

Ir al Curso Catequistas

 

Emaús - Itinerario Catequístico para comunidades juveniles

Parte I:
Iniciación en la vida comunitaria

Encuentro 2. Y tú y yo.
La individualidad frente a la comunidad.

por Pablo Garegnani

Luego del primer encuentro en donde se presentó la propuesta formativa a los jóvenes comienza una serie de encuentros que tienden a favorecer la vida comunitaria.

El objetivo que se persigue es que el joven valore la necesidad de salir al encuentro de los demás y posibilitar su crecimiento personal en orden a una comunidad.

La pregunta explicitada en la Carta Nº 2 es muy concreta: ¿Dispersión o comunión? Esta disyuntiva tiende a que el joven aprecie la necesidad de recorrer el camino comunitario en donde el individuo es «persona con otros: nosotros». No se trata aquí de una despersonalización: el hombre fundiéndose en la masa, al contrario, es el fortalecimiento de su ser personal que únicamente se da cuando se entra en comunión con Cristo y los hermanos. Los dones o talentos recibidos encuentran sentido en tanto y en cuanto están al servicio de los demás y la persona misma se fortalece, se enriquece de los dones y valores de los miembros de su comunidad.

Esta realidad puede iluminarse a partir de la antinomia Babel - Pentecostés.

Gn 9, 1-11

Hech 2, 1-11

 

Desarrollo del encuentro

Para comenzar, el animador puede proponer cantar o escuchar la siguiente canción (puede utilizarse otra de similar contenido):

Todos juntos (Los Jaivas)

 

Hace mucho tiempo que yo vivo preguntándome
para que la tierra es tan redonda y una sola no más.

Si vivimos todos separados
para qué son el cielo y el mar.
Para qué es el sol que nos alumbra
si no nos podemos ni mirar.

Tantas penas que nos van llevando a todos al final
tantas noches, cada noche de ternura tendremos que dar.

Para qué vivir tan separados
si la tierra nos quiere juntar
si este mundo es uno y para todos
todos juntos vamos a vivir.

(en el archivo podf se encuentra la Letra con acordes para guitarra)

 

Luego se comenta brevemente el contenido de la canción. A continuación, el catequista, en un pizarrón o afiche, presenta el siguiente esquema:

Dispersión
Comunión

¿Qué cosas separan al hombre hoy?

¿Cuál es la raíz más profunda de esta división?

¿Qué cosas unen al hombre hoy?

¿Cuál es la raíz más profunda de la unidad?

 

El catequista anota los aportes en el pizarrón o afiche. Dialogan brevemente sobre las respuestas dadas por los participantes.

Se entrega a los jóvenes la carta pidiéndoles que interpreten, a partir de las frases e imágenes, el mensaje de la misma.

Luego se invita a hacer la lectura de los textos contestando las siguientes preguntas:

¿Qué dice el texto?

¿Qué me dice en relación a la vida comunitaria?

¿Qué me invita a hacer?

 

Plenario.

 

Aporte del catequista

En su Proyecto de Amor, Dios pensó al hombre para que forme una familia: "No es bueno que el hombre esté solo" nos recuerda el libro del Génesis (2, 18). El hombre, imagen de Dios, es un ser social llamado a un destino trascendente, pues es en el contacto con los demás donde puede reconocer la cercanía de su Creador.

La Torre de Babel nos recuerda al hombre disperso: se trata de la famosa Babilonia, y la torre a la que alude el relato se encontraba en su magnífico templo.

El significado de Babel es la soberbia del hombre que quiere imitar a Dios, es la humanidad que quiere prescindir de Dios.

La confusión de lenguas es signo de la dispersión del hombre, su disgregación.

Como contrapartida, Pentecostés es el día del nacimiento de la Iglesia, el nuevo Pueblo de Dios. Pueblo al que todos los hombres son convocados.

Un nuevo lenguaje se escucha en la predicación de los apóstoles: el del amor. El hombre no puede prescindir de Dios, es, por lo tanto, por la acción del Espíritu, que este "nuevo" lenguaje convoca y congrega a todos los hombres en el mismo Espíritu: "Que todos sean uno, como tú, Padre estás en mí y yo en ti" (Jn 17, 21).

La vivencia grupal nos ayuda a vivir en sintonía con este mensaje de amor y unidad, puesto que nos muestra el camino común que debe recorrer el Pueblo de Dios: el del anuncio explícito del Reino de Jesús.

 

Profundización, respuesta y compromiso

Para este momento, el catequista entregará a los participantes una tarjeta con la siguiente frase (tomada del libro "Animadores de grupos de fe.- Deleg. Salesiana de Pastoral Juvenil.- Pág 142.- Edit. CCS):

"El grupo (de fe) crea un estilo y manera de ser y nos prepara para vivir en la comunidad eclesial rompiendo esquemas de individualismo y abriéndonos a un intercambio de relaciones nuevas"

 

¿Qué esquemas de individualismo debo romper para hacer efectiva la vida en comunidad?

Necesito abrirme a la relación con los demás, ¿qué actitudes concretas puedo poner en práctica para hacer realidad ese intercambio?

 

En plenario se ponen en común las respuestas a la primera pregunta.

La respuesta a la segunda pregunta se anotará en un pequeño papel en el momento de la oración.

 

Oración final

Se entrega a los jóvenes una pequeña vasija de barro. Ella simboliza la vida de cada uno de ellos que ha de llenarse en la experiencia comunitaria en donde Cristo reúne a todos para formar una sola familia.

Se invita a los jóvenes a escribir en pequeños papelitos aquellas actitudes que se compromete a asumir para posibilitar un fecundo intercambio entre los miembros del grupo. Haciendo un bollo lo deposita en la vasija de cada participante.

Le pedimos a Dios que tome esas actitudes y las transforme, que nos llene de su gracia para poder caminar juntos como grupo de fe, como Iglesia.

 

Carta 2

Todos los archivos de Emaús se ofrecen en formato pdf,
que mantiene el diseño original y asegura una excelente calidad de impresión.

Puede grabar el Encuentro y Carta Emaús-2 haciendo click
en el link correspondiente ubicado en la columna de la izquierda

 

Emaús-Itinerario Catequístico para jóvenes

Si desea puede enviarnos su comentario con su opinión y sugerencias sobre esta nueva sección de BuenasNuevas.com

Datos personales

Nombre y Apellido

Ciudad en la que vive

País en el que vive

E-mail

Comentarios y/o Sugerencias



 

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2005