Cuentos
  Dibujos
  Entretenimientos
  Tarjetas impresas
  Canciones
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Recursos / Adviento...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word de esta actividad

 

Ver las oraciones para niños del Especial de Navidad

 

Comentarios
y sugerencias

 

 

 

 

Curso de Actualización para Catequistas

Un camino para la formación permanente de los catequistas para crecer en vocación y misión.

Biblia
Metodología
Espiritualidad

Ver Curso

 

 

Publicaciones
Bíblicas
para Lectura Orante
del Evangelio

Adultos y Niños
Ciclo C 2009


Conozca las publicaciones "Dios nos habla hoy" y "Jesús Nuestro Amigo", dsiponibles para adquirir el Ciclo Litúrgico completo.

Para Leer,
Orar y Reflexionar
la Palabra de Dios

Ver Publicaciones

 

Pesebre viviente o relato para la familia

por María Inés Casalá, publicado en Diálogo 152

 

Preparar un lugar para armar el pesebre. Allí se ubicarán los personajes a medida que los nombra el relator.

Personajes:
Estrella, relator, hormiguitas, vaquitas de San Antonio, pajaritos, conejitos, estrellas, ángeles, pastores, aldeanas.

Guión (obviamente puede ser adaptado y enriquecido con la creatividad de quienes lo preparen).

Estrella: (Entra corriendo) Buenos días (o buenas tardes), qué suerte que llegué. Me invitaron a este encuentro para que les contara una hermosa historia que ocurrió hace muchos, muchos años. Como vengo de un país muy lejano, tuve que viajar mucho. Estoy con ustedes, para recordarles algo que pasó hace mucho, mucho tiempo, pero, como lo que les vengo a contar es cosa de nuestro Padre Dios, también puede ocurrir hoy en cada uno de nuestros corazones.

(A lo largo del desarrollo del relato, la estrella irá buscando a los diferentes personajes que van a participar. En el momento que la estrella va hacia ellos y los conduce al pesebre, se escucha una música de fondo preparada previamente.

Relator: Cierta vez, Dios quiso hacer algo maravilloso. Quiso nacer en medio de los hombres para estar bien cerca nuestro. Para hacer eso, tuvo una idea genial: le pidió a una chica llamada María, que estaba comprometida con un muchacho llamado José, que fuera la mamá de Jesús. Por eso, en un pueblito llamado Belén, en un pesebre, en medio de la noche, se escuchó el llanto de un niño: era Jesús que había nacido.

(Aparecen María, José y Jesús con música de fondo y se ubican en el pesebre)

Relator: ¡Qué fiesta se armó en medio de la noche!
Los primeros en enterarse de que había nacido Jesús, fueron los que estaban más cerca de él, los animalitos que vivían en el pesebre. Sí, porque Jesús nació para todos, para hacer un mundo mejor y para que todas las criaturas, desde las más grandes a las más chiquitas, se alegraran por ello. ¿No me creen? Miren como las hormiguitas y las vaquitas de San Antonio rodean a Jesús para bailar de alegría a su lado.

(La Estrella busca y guía a los animalitos, que pueden ser los nombrados u otros, hasta el pesebre y los ubica).

Relator: Otros animalitos también escucharon el llanto del niño recién nacido y fueron corriendo para ver qué estaba ocurriendo. ¡Qué alegría cuando llegaron! Encontraron a un pequeño bebé en brazos de su madre. Ellos no entendían bien qué estaba pasando, pero pudieron reconocer que algo importante había ocurrido y que querían ser protagonistas de este acontecimiento. Una vaquita, un burro y varios conejitos y pajaritos también querían festejar y manifestar su alegría.
(La estrella lleva a los animales nombrados).

Pero, en el cielo, también se había armado un gran alboroto, una gran fiesta cuando se enteraron de que había nacido el niño Dios. Los ángeles bailaban, cantaban, reían y, como los ángeles son los mensajeros de Dios, fueron por todo el mundo anunciando la gran noticia. Cantaban por los pueblos y ciudades: ¡Estén alegres! ¡Hoy les ha nacido el salvador!

(La estrella da una vuelta con los angelitos hasta que los conduce al pesebre).

El canto de los ángeles llegó hasta unos pastores que estaban cerca cuidando sus ovejas. Ellos estaban despiertos mientras otros dormían y por eso, pudieron escuchar el canto de los ángeles y encontraron al pequeño niño recostado en un pesebre y envuelto en pañales. Algunos fueron con sus bastones y otros alegraron el lugar con sus flautas. María, la mamá de Jesús, contemplaba tanto amor y tanta alegría y guardaba todo eso en su corazón.
(La estrella lleva a los pastores al pesebre).

Pero, los pastores se dieron cuanta que algo les faltaba, las mujeres no se habían enterado de este gran acontecimiento y entonces, le pidieron a la estrella que fuera a buscar a las aldeanas y les dijera que trajeran canastas con frutas y comida porque sabemos, que la comida, nos reúne y nos hace familia.

(La estrella busca a las aldeanas).

Ya está, pensó la estrella, ahora puedo descansar y brillar fuerte sobre el pesebre para que el mundo entero vea la luz que nos trae Jesús. Pero, Dios tenía otro plan. Una luz sola alumbra poco, por eso, envió a muchas otras estrellas para que el mundo vea cuál es el camino hacia Jesús.

(Las otras  estrellas van hasta el pesebre, bailan con la Estrella y se ubican rodeando a los demás niños).

Cada uno de nosotros está llamado a ser luz para que el mundo crea que es posible vivir en el amor.
Ojalá que podamos descubrir la luz que Dios ha puesto en nuestro corazón para hacerla brillar con todas sus fuerzas y alumbrar al mundo.

Repartimos velitas y cantamos un villancico con los niños.

 

Conozca las Publicaciones para Lectura Orante de BuenasNuevas.com

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2009