Cuentos
  Dibujos
  Entretenimientos
  Tarjetas impresas
  Canciones
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Recursos / Cuaresma-Pascua...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word de esta actividad

 

Ver la próxima actividad

 

Comentarios
y sugerencias

 

 

 

 

CURSOS
BIBLICOS
PASTORALES


Alianza CEBIPAL-CELAM
y BuenasNuevas.com

Al servicio de la Palabra

Conozca esta nueva Propuesta de Formación Bíblica Pastoral en internet

Ver Cursos

 

Enviar a sus amigos

Queremos ser hombres nuevos
Encuentro para revisar la vida

 

por María Inés Casalá

 

El objetivo de este encuentro es brindar a los chicos la posibilidad de pensar acerca de su vida. Hay que buscar un espacio amplio en dónde puedan estar separados. Puede ser en un jardín, patio, salón o capilla. Cada uno contará con una hoja en donde figure el cuento, las preguntas, la Palabra de Dios (o una Biblia) y algo para escribir. Se puede comenzar todos juntos con una canción, y después dejar 20 minutos de reflexión personal, y por último se vuelven a reunir para poner en común lo que pensaron y cómo se sintieron haciendo silencio y pensando en sí mismos.

1.- Leer dos o tres veces este pequeño relato para después, contestar las preguntas

La sorpresa

En el bosque todos dejaban de lado a la oruga. «Es un animal horrible», decían unos. «No sirven para nada», comentaban otros. «Lo único que hace es comer las plantas y estropearlas». «Se mueve como las serpientes, arrastrándose por el suelo, pero ni siquiera tienen la piel que tienen ellas», decía el resto. La pobre oruga andaba sola por el bosque sin poder conversar ni jugar con nadie. Así pasaba los días, hasta que llegado un momento, sin que nadie la viera, se replegaba sobre sí misma y se cubría con una pequeña piel. El resto de los animales, no sabían de donde provenían esos capullos que aparecían de repente en las ramas de los árboles. Lo que sí sabían era que de ellos, después de varios días, nacían las mariposas, que eran la alegría del bosque. Una noche, una ardilla se había desvelado y buscaba algo para comer en el árbol, cuando escuchó que de una rama vecina provenía un llanto mudo. Se acercó lenta y sigilosamente y vio una oruga que se acurrucaba y de a poco se convertía en capullo. ¡No lo podía creer¡ ¡Una oruga!, ese bicho asqueroso, despreciado por todos. ¿Cómo podía ser? A la mañana siguiente, la ardilla se lo contó al resto de los animales, y esa noche, escondidos entre los árboles tuvieron que darle la razón: las mariposas provenían de las orugas. ¡Qué necios habían sido al juzgar a los demás por su aspecto!

 

  • ¿Cuál es el mensaje del cuento?
  • ¿Qué podemos aprender de las orugas?
  • ¿Qué podemos aprender del resto de los animales?


2.- Ler la Palabra de Dios

  • · ¿Qué relación tiene con el cuento?

"Como elegidos de Dios, sus santos y amados, revístanse de sentimientos de profunda compasión. Practiquen la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia. Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El Señor los ha perdonado. Hagan ustedes lo mismo. Sobre todo, revístanse del amor, que es vínculo de la perfección. Que la paz de Cristo reine en sus corazones: esa paz a la que han sido llamados, porque formamos un solo Cuerpo. Y vivan en la acción de gracias".

Colosences 3, 12-15



3.- Resolver la sopa de letras. Dentro de ella están las actitudes que nombra San Pablo en la carta a los Colosences

  • ¿Cómo debemos tratar a los demás?
  • ¿Nuestras actitudes son similares a las que nos dice la Palabra de Dios?
  • ¿En qué fallamos?
  • ¿Qué hacemos bien?

Sílabas de las palabras que aparecen en la sopa de letras: A - BE - CIA - CIA - CIEN -COM - DAD - DON - DUL - HU - MIL - MOR - NE - PA - PA - PAZ - PER - RA - SION - VO - ZU



 

4.- Para pensar

  • ¿Podemos cambiar?

Hay veces que sentimos que es difícil cambiar.
Pero, no es imposible.
Podemos pedirle ayuda a un amigo, o a un familiar.
Podemos pedirle ayuda a Dios Padre.
Dios Padre nunca abandona al hijo que le pide ayuda.
Dios Padre quiere que reconozcamos nuestros errores y nos ayuda a cambiar.
Dios nos puede dar un corazón nuevo.

  • ¿Qué me gustaría o necesito cambiar?
  • ¿Por qué quiero cambiar?
  • ¿Qué cosas tengo que hacer para cambiar?


5.- Para rezar

  • Escribimos una pequeña oración. Cada uno debe completarla.
Dios Padre,
que hiciste al hombre
y lo salvaste del pecado
invitándolo a vivir como hijo tuyo,
que no lo abandonas cuando se aleja de vos,
ayudanos a cambiar.
Ayudanos a vivir como hijos tuyos y como hermanos.
Ayudanos a pedir ayuda cuando la necesitamos.
Ayudanos a reconocer qué debemos cambiar.
Desde ya te damos gracias,
porque estamos seguros que nos escuchás
y que nos vas a ayudar.
Ayudanos...
 
Copyrigth © Buenasnuevas.com 1997-2009