Cuentos
  Dibujos
  Entretenimientos
  Tarjetas impresas
  Canciones
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Recursos / Cuaresma-Pascua...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word del encuentro

 

Ver el próximo recurso bíblico de Cuaresma-Pascua

 

Comentarios
y sugerencias

 

 

 

 

CURSOS
BIBLICOS
PASTORALES


Alianza CEBIPAL-CELAM
y BuenasNuevas.com

Al servicio de la Palabra

Conozca esta nueva Propuesta de Formación Bíblica Pastoral en internet

Ver Cursos

 

Enviar a sus amigos

El ayuno que agrada a Dios

por Marcelo A. Murúa

 

Estamos en tiempo de Cuaresma, caminando hacia la Pascua del Señor.

Al mirar la vida de Jesús descubrimos que antes de comenzar a predicar la Buena Noticia del Reino, se retiró al desierto a prepararse

"Jesús volvió de las orillas del Jordán lleno del Espíritu Santo y se dejó guiar por el Espíritu a través del desierto …"

Lc. 4, 1

El tiempo de preparación comienza cuando uno se deja guiar por el Espíritu. Los signos externos son verdaderos si muestran lo que anima el interior del corazón. La cuaresma es tiempo de preparación para un nuevo nacimiento, para renovar nuestra vida de fe y nuestro compromiso vital con el proyecto de Dios.

Y este proceso se inicia con la animación del Espíritu:

"No te extrañes de que te haya dicho: Necesitan nacer de nuevo desde arriba. El viento sopla donde quiere, y tú oyes su silbido, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo le sucede al que ha nacido del Espíritu".

Jn. 3, 7-8

 

Dios nos impulsa al desierto, nos empuja a prepararnos para la Pascua.

¿Cómo es la preparación que El nos propone?

El profeta Isaías, más de 500 años antes del nacimiento de Jesús, señalaba con claridad por donde sopla este viento del Espíritu, cuando hay que preparar el camino de la conversión

"¿Cómo debe ser el layuno que me gusta, o el día en que el hombre se humilla? ¿Acaso se trata nada más que de doblar la cabeza como un junco o de acostarse sobre sacos y ceniza? ¿A eso llamas ayuno y día agradable a Yavé?

¿No saben cuál es el ayuno que me agrada? Romper las cadenas injustas, desatar las amarras del yugo, dejar libres a los oprimidos y romper toda clase de yugo.

Compartirás tu pan con el hambriento, los pobres sin techo entrarán a tu casa, vestirás al que veas desnudo y no volverás la espalda a tu hermano.

Entonces tu luz surgirá como la aurora y tus heridas sanaran rápidamente. Tu recto obrar marchará delante de tí y la Gloria de Yavé te seguirá por detrás. Entonces, si llamas Yavé, responderá. Cuando lo llames, dirá: Aquí estoy.

Si en tu casa no hay más gente explotada, si apartas el gesto amenzante y las palabras perversas; si das al hambriento lo que deseas para ti, brillará tu luz en las tinieblas, y tu oscuridad se volverá como la claridad del mediodía".

Is. 58, 1-10

 

 

El significado actual del ayuno - signo externo de nuestra preparación -

¿En qué consiste el verdadero ayuno para Dios?

¿Qué actitudes son las que importan para vivir un verdadero cambio de corazón?

Lo externo muestra lo que hay en el interior, ¿qué hay en tu corazón?

El Espíritu sopla donde quiere… ¿qué caminos para vivir en esta cuaresma te está mostrando el Espíritu de Jesús?

 

Tan importante este texto de Isaías para descubrirnos el sentido verdadero de la preparación cuaresmal que la Iglesia nos propone su lectura en la primer semana de Cuaresma, inmediatamente despues del Miércoles de Ceniza.

Y como la madre Iglesia, conocedora de lo díficil que es vivir esto, sabe que nos cuesta el primer día de preparación, luego del gesto externo de las cenizas, nos propone seguir el camino verdadero, éste que señalan las palabras de Isaías.

"Mira que te he ofrecido en este día el bien y la vida, por una parte, y por la otra, el mal y la muerte. Lo que hoy te mando es que tú ames a Yavé, tu Dios, y sigas sus caminos. Observa sus preceptos, sus normas y sus mandamientos, y vivirás…"

Deut. 30, 15-16

 

Para hacer lectura orante de la Palabra
(porque nunca es tarde para empezar de nuevo)

 

Textos de la Primer Semana de Cuaresma

Deut. 30, 15-20

Is. 58, 1-8

Is. 58, 9-14

 

¿Qué podemos cambiar en nuestra vida para seguir las propuestas de "ayuno" del Señor?

 

Dios de la Vida,
ayúdanos a vivir lo que predicamos,
enséñanos a practicar lo que creemos,
impulsanos a creer lo que Tu nos pides que vivamos.
para que el Reino llegue a nosotros,
y su luz brille en medio nuestro
como la claridad del mediodía.

Envíe esta página a un amigo

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 1997-2009