Cuentos
  Dibujos
  Entretenimientos
  Tarjetas impresas
  Canciones
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Recursos / Cuaresma-Pascua...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word del encuentro

 

Ver el próximo recurso bíblico de Cuaresma-Pascua para jóvenes

 

Comentarios
y sugerencias

 

 

 

 

CURSOS
BIBLICOS
PASTORALES


Alianza CEBIPAL-CELAM
y BuenasNuevas.com

Al servicio de la Palabra

Conozca esta nueva Propuesta de Formación Bíblica Pastoral en internet

Ver Cursos

 

Enviar a sus amigos

Pascua: la muerte ha sido vencida

 

por Ricardo Stirparo y Horacio Prado

 

Se acerca la Pascua. Una vez más Dios nos sale al encuentro para abrazarnos como el "padre misericordioso a su hijo arrepentido" Lc. 15, 20. El Señor ha decidido no darle la espalda a los hombres. Al contrario, en tiempos donde parece que la humanidad ha perdido su rumbo, donde ha entrado en profunda crisis el sentido de la vida, Jesús se juega por nosotros. Ofrece su vida en la cruz y vuelve a rescatarnos de la violencia, del odio, del sinsentido, de la injusticia.

Queremos en esta Pascua abrir nuestro corazón, porque urge la necesidad de dejarnos abrazar por el amor de Dios, para poder anunciar a todos que "la muerte ha sido vencida" 1 Cor. 15, 54

Les proponemos a través de este encuentro, dejarnos encontrar por el Señor que nos sale al encuentro en esta Pascua.

 

Celebraciones para este tiempo pascual

Objetivo: generar un espacio de encuentro con el amor de Dios, expresado en la Cruz de su Hijo Jesús.

Comprometernos con el "paso" real y concreto que Jesús quiere hacer en cada uno de nosotros, para poder vivir como verdaderos testigos de su Resurrección.

 

Esquema de la Celebración:

 

Introducción: Explicamos el motivo del encuentro y hacemos referencia a los signos presentes:

- Una cruz (de gran tamaño).- El cirio pascual. - Un espacio reservado a la Virgen y a la Palabra de Dios.

Entrada de la Virgen y de la Palabra de Dios: Con un canto recibimos a nuestra Madre representada en una imagen de María y a la Palabra de Dios que viene a nuestro encuentro a darnos vida.

1º Momento: "Este es el Cordero de Dios quita los pecados del mundo"

"El que vive en Cristo es una nueva criatura: lo antigua ha desaparecido, un ser nuevo se ha hecho presente. Y todo esto procede de Dios, que nos reconcilió con él por intermedio de Cristo y nos confió el ministerio de la reconciliación. Porque es Dios el que estaba en Cristo, reconciliando al mundo consigo". 2Cor. 5,17-19

Este primer momento de la celebración estará centrado en reflexionar juntos, sobre las situaciones sociales marcadas por el pecado (injusticia, violencia, explotación, etc.) por las cuales el Señor sigue ofreciendo su vida hoy.

Para esto, el catequista o coordinador, ofrecerá al grupo una breve descripción sobre la realidad del pecado en el mundo.

Puede ayudarse con algunos datos que reflejan la necesidad de un cambio urgente en el mundo:

  • FAO: Cada día mueren de hambre 100.000 personas. De esas 100.000 personas, 40.000 son niños.
  • UNICEF: 1.500.000.000 de personas mal nutridas. 1.200.000.000 de personas no disponen de agua potable. 250.000.000 de niños que no tienen escuelas.
  • En América Latina el 50% de la riqueza está en manos del 2% de la población. El otro 50% de la riqueza debe repartirse entre el 98% de la población.
  • En la Argentina (2002):
    • 20.000.000 viven en la pobreza (53 %)
    • 9.000.000 de los pobres son considerados indigentes
    • 4.000.000 son menores de 14 años que no pueden acceder a la alimentación básica diaria
    • 6.150.000 se convirtieron en nuevos pobres en el último año
    • 7 de cada 10 niños nacen en hogares pobres
    • en poco tiempo los analfabetos igualarán en número a los universitarios

Luego, invitamos a ofrecerle al Señor los pecados del mundo, para que Él los asuma en la cruz y se los presente al Padre.

Para esto, en grupos de cuatro reflexionaremos con la siguiente guía:

 

 

Gesto: Luego de la reflexión se invita a ofrecerle al Señor las situaciones de pecado que hemos encontrado en el mundo, en el país, en nuestro grupo y en nuestra familia. Para ello pasarán hasta la cruz que preside la celebración, y pegarán sobre ella los papeles sobre los que han realizado la reflexión. Acompañamos este gesto cantando juntos y pidiéndole a Jesús que a todos los hombres reconcilie con el Padre.

 

2º Momento: "Me amó y se entregó por mí" Gal. 2, 20

En este segundo momento, daremos el paso de descubrir que no solo tenemos necesidad de la entrega de Jesús en las realidades sociales, sino que en nuestra vida, en nuestro corazón necesitamos de la Pascua de Jesús. Necesitamos que el Señor nos convierta el corazón. Nos haga jóvenes nuevos para poder construir un mundo nuevo. La violencia, el egoísmo, la injusticia, la indiferencia... no sólo la encontramos en el mundo o en la sociedad, están muchas veces enraizadas en nuestros corazones. Por eso, en esta Pascua necesitamos pedirle al Señor que en la cruz ofrezca su vida una vez más por cada uno de nosotros.

Leemos y anunciamos Rm. 6, 1-23:

"Si hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos con él. Sabemos que Cristo, después de resucitar no muere más, porque la muerte ya no tiene poder sobre él. Al morir, él murió al pecado, una vez por todas; y ahora que vive, vive para Dios. Así también ustedes, considérense muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús. Antes ustedes eran esclavos del pecado, ahora en cambio, están libres del pecado y sometidos a Dios: el fruto de esto es la santidad y su resultado, la vida eterna".

Oración personal: Luego de comentar la Palabra anunciada, invitamos a cada participante a un rato de oración personal, Cada uno podrá escribir en un papel que tendrá la forma de una cadena (símbolo de aquellas situaciones que nos alejan de Dios y de los demás, que no nos dejan crecer como personas y cristianos, que nos roba la libertad de vivir como hijos de Dios) aquellas situaciones de nuestras vidas que queremos ofrecer en esta Pascua a los pies de la cruz de Jesús.

Señor, te pido que en esta Pascua me ayudes a cambiar... por eso te doy mis pecados:

Gesto: Luego, invitamos a realizar el gesto en un clima de oración. En forma personal, cada uno se acercará a la cruz y a los pies de la misma, (en un recipiente ubicado previamente), romperá la cadena que contiene aquellas raíces de pecado que encontramos en nuestro corazón. El contenido del gesto, es celebrar que Jesús con su Pascua, nos hace libres del pecado: "Ya no le debemos nada al pecado, porque Jesús pagó nuestra deuda, al precio de su sangre. ¡Ahora somos libres! ¡Somos hijos de Dios!"

Como es un gesto de íntima oración, lo acompañamos con un canto.

Oración final: Finalizamos esta celebración orando juntos con alegría y cantando un canto de alabanzas.

"Ustedes buscan a Jesús de Nazaret, el Crucificado. No está aquí, ha Resucitado" Mc.16, 6

 

Publicaciones Bíblicas Semanales

BuenasNuevas le ofrece dos publicaciones bíblicas semanales para orar, reflexionar y estudiar el evangelio de cada domingo.

¡Para que la fuerza transformadora de la Palabra llegue a todos!

Lea los Testimonios de las personas y comunidades de todo el mundo que utilizan nuestras publicaciones bíblicas para animar la Catequesis y Pastoral Bíblica.

 

Promoción Cuaresma 2007 Curso Bíblico Pastoral
Conociendo Palestina en tiempos de Jesús

Para interpretar mejor el mensaje bíblico es fundamental conocer el contexto histórico, geográfico, social y religioso de los tiempos bíblicos.
Este curso le brindará una gran cantidad de datos e información para entender mejor los escritos del Nuevo Testamento y profundizar en su mensaje. Haga click y conozca la promoción.

 

Copyrigth © Buenasnuevas.com 1997-2009