Cuentos
  Dibujos
  Entretenimientos
  Tarjetas impresas
  Canciones
  Tarjetas digitales
  Foros
  Chat por temas
  Libro de visitas
  Mapa del sitio
  Quiénes somos
  Escríbanos
   




Escriba su e-mail
para recibir gratis
los nuevos recursos.

   

Buenas Nuevas es un
sitio católico dedicado
al anuncio del Evangelio.

Director: Marcelo A. Murúa


Home Cursos a distancia Recursos Revistas Libros  
  Ud está en Recursos / Especial de Pentecostés...

Envíe esta página
a sus conocidos

 

Grabe un archivo Word de la representación

 

Ver la sección Oraciones para niños

 

Comentarios
y sugerencias

 

 

 

 

Cursos Bíblicos Pastorales
por internet


Conozca nuestra sección de cursos bíblicos a distancia por internet.

Ya hay decenas de personas de todo el mundo realizando nuestros cursos.

Reciba el material en su computadora y estudie en su casa en sus tiempos libres.

Conocer Cursos Bíblicos

 

Curso de Actualización
para Catequistas

Conozca el curso que utilizan miles de personas en toda América Latina para su crecimiento en la fe y misión pastoral.

Conocer Curso Catequistas

 

 

 

Enviar a sus amigos

Dramatización para niños en Pentecostés
Esperando al Espíritu Santo

por Marcelo A. Murúa

 

 

El 6 de mayo de 2005 recibí este mail. No soy un buen escritor de teatro pero lo que puedo hacer lo comparto con alegría. Gracias Mariano por tu confianza y tu pedido. Espero que me escribas para contarme si ha servido.

Marcelo Murúa - BuenasNuevas.com - 11/5/2005

 

"Hola gente.
Espero que esten muy bien, me encanto el material del Espiritu Santo por que nos va ayudar mucho en la Tarde de Pentecostés que vamos a realizar en la parroquia de Luján. Les cuento que nosotros queríamos algo que sea una representación con diálogos entre los discípulos mientras esperaban el Espíritu Santo encerrados y todo eso para que los chicos tambien se sintieran parte de ello. Bueno si nos pueden dar una mano en ayudarnos a inventar un diálogo se lo agradecemos y nosotros si lo hacemos antes se lo mandamos. Así nos corrigen las cosas ustedes que tiene más experiencia. Bueno decime el correo a donde le mandamos las cosas y un saludo grande y un abrazo en cristo. Los felicito por la pagina."

Mariano Juarez
Grupo misionero
Parr. Ntra señora de Lujan
Lujan de Cuyo &endash; Mendoza - Argentina

 

"Pidan y se les dará"
Jesús (Mt. 7, 7)

 

Representación breve para niños

 

Recursos necesarios:

- Proponemos 15 personajes, 12 serían los apóstoles (recordemos que a Judas Iscariote el grupo lo había reemplazado por Matías, ver Hech. 1, 15ss), y tres serían mujeres, una de ellas como María.

El texto bíblico señala la presencia de las mujeres en la primera comunidad, y en especial la nombra a María, a quien la tradición de la Iglesia señala como "Madre de la Iglesia". Por eso nos parece importante incluir en la escena a representar un grupo de mujeres.

- Preparar unas lenguas de fuego en cartulina roja y amarilla, de un tamaño que sea visible a distancia, y que permita prenderlo en forma rápida a la ropa, en el pecho de cada personaje, a la altura del corazón. Este signo se usaría para visualizar la llegada del Espíritu a la comunidad. Se necesita un signo por cada personaje.

- Música instrumental de fondo, que sea suave y no distraiga pero que cree un buen clima.

- Canto fotocopiado para repartir al final de la representación.

- Si es posible preparar un signo (lenguas de fuego) para los niños del grupo, ¡mucho mejor! Y se reparten al final.

 

Presentación (leída por un catequista)

Después de su Resurrección, Jesús se encontró con los apóstoles y discípulos en varias oportunidades. Los acompañó y alentó para que permanecieran unidos, sin temor y con alegría porque el Dios Bueno tenía un hermoso proyecto para ellos.

Jesús Resucitado estuvo un tiempo con sus discípulos hasta que llegó el momento en que debía volver junto al Padre, pues su misión estaba terminada. Antes de marcharse le pidió a sus amigos que regresaran a la ciudad de Jerusalén y que allí esperarán juntos la venida del Espíritu Santo. Ellos se reunieron y eligieron una persona para reemplazar a Judas Iscariote, quien había entregado a Jesús. Después de rezar eligieron a Matías, y entonces los Apóstoles volvieron a ser Doce.

Se reunían en una casa, junto a María, la mamá de Jesús y otras mujeres, también discípulas que acompañaron a Jesús.

 

 

1) Primera Escena

 

Música de fondo

María, los apóstoles y las mujeres se encuentran reunidos en círculo. María a un costado, en un segundo plano.

 

Pedro: Tenemos que seguir rezando, no podemos aflojar, Jesús lo prometió…

Tomás: Sí, pero ya han pasado varios días, y no pasa nada… ¿Hasta cuándo vamos a esperar?

Apóstol 1: Tomás tiene razón, Jesús nos avisó que mandaría a un Protector, ¿pero cuándo? ¿Y cómo?

Apóstol 2: ¿Y quién será?

Juan: Muchachos, no perdamos la esperanza. Ya pasamos por momentos más difíciles… ¿Se acuerdan la noche que lo apresaron a Jesús? Allí todos nos dispersamos y cada uno se escondió cómo pudo…

Mujer 1: Bueno, Juan, no todos… nosotras seguimos cerca de Jesús.

Mujer 2: Y aunque estábamos muertas de miedo lo acompañamos hasta la cruz.

Juan: Tienen razón, yo también estuve allí con ustedes… Si Dios resucitó a Jesús, ¿cómo no va a enviarnos lo que el Maestro nos prometió?

(levantándose y dirigiéndose a María) Madre, ¿qué nos puedes decir?

María: Si es Voluntad de Dios seguro va a suceder lo que anunció Jesús.

Hace muchos años…

 

2) Segunda Escena

(Todos los discípulos se mueven, despacito, y se acurrucan cerca de María, que ahora se ubica en el centro del círculo, que queda abierto hacia el público para que todos vean en primer plano a María, rodeada por los demás)

María: Hace muchos años …

yo también tuve temor y dudas…

Juan: Me acuerdo que nos contaste… cuando el Angel del Señor te anunció el mensaje de Dios, allá en Nazaret…

Apóstol 1: Este Juan… ¡no se olvida de nada!!!

Mujer 1: (mirando al apóstol 1 con gesto de reproche) Shhh, callate y deja escuchar…

(volviendo la mirada hacia María) María, madre, siga contándonos…

María: Hace muchos años, cuando yo vivía en Nazaret y estaba comprometida para casarme con José, Dios me habló. Me acuerdo que un Angel, un mensajero de Dios, llegó hasta mi propia casa, y me dijo unas palabras que me llenaron de alegría. ¡Cómo iba a imaginar yo que sería la madre del Señor!

Mujer 1: Así es Dios, siempre cerca de los humildes.

Apóstol 1: (mirando a la mujer 1 con gesto de reproche) Mujer, ahora haz silencio tú…

(volviendo la mirada hacia María) Siga María, que esto está muy interesante…

María: Bueno, el resto de la historia ya lo conocen todos…

Mujer 2: Pero nos gusta escucharlo… tú siempre nos animas y nos das fuerzas…

María: Y así fue, Dios me anunció que sería la mamá de Jesús. Y como yo no sabía cómo iba a suceder, porque todavía no vivía con José, el Angel me habló del Espíritu Santo…

Apóstol 1: (ansioso) ¿y qué te dijo, y qué te dijo…?

María: Que el Espíritu Santo descendería sobre mí… (pausa)

(Todos miran hacia arriba y lentamente vuelven la mirada a María)

 

María: y El me daría la fuerza para hacer la voluntad de Dios, todo (enfatizando) todo lo que Dios me pidiera.

Y desde ese dia yo me di cuenta que una fuerza especial estaba dentro de mí. Algo que me daba ánimo, esperanza y hasta coraje para hacer todo lo que Dios me pedía.

Mujer 1: Seguro que eso fue lo que sentiste cuando te fuiste a ayudar a Isabel…

María: Claro, el Espíritu Santo es el que me dio las fuerzas para ese momento, y para tantos otros…

Mujer 2: Cuando murió José…

Mujer 1: Cuando Jesús partió a predicar…

Juan: Cuando Jesús murió en la cruz…

María: Como ustedes lo dicen, queridos hijos, hijas… es el Espíritu el que siempre me sostuvo cuando mis fuerzas se acababan…

Pedro (levantando la voz y poniéndose de pie): Tiene mucha razón nuestra Madre

Mujer 1 (por lo bajo le comenta, con gesto cómplice, a Mujer 2): … como siempre…

Pedro: Dios siempre cumple, y si Jesús dijo que le pediría al Padre que nos mande su Espíritu así va a suceder. Vamos a rezar para pedir a Dios que nos mande el Protector.

Juan: Sí, porque se acuerdan que Jesús dijo, pidán y se les dará, llamen a la puerta y se les abrirá…

Mujer 1: ... si un padre siempre le da cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del Cielo

 

Todos (en voz alta) : dará su Espíritu a quienes lo pidan!!

 

 

Música instrumental de fondo (subir el sonido) - sonido de viento

 

(Todos inclinan sus cabezas y unen sus manos en señal de oración) (En este momento y disimuladamente prenden con un alfiler las lenguas de fuego en el pecho, en el lugar del corazón)

 

Voz de Dios (en off): Reciban el Espíritu Santo, Vayan y anuncien la buena Noticia de Jesús, transmitan sus enseñanzas y hagan discípulos por todo el mundo.

Reciban el Espíritu Santo!!!

 

 

Todos elevan la mirada hacia arriba, se quedan unos instantes así y luego se ponen de pie y se abrazan. Cada uno al abrazar a otro señala asombrado y alegre las lenguas de fuego (signo del Espíritu) en el corazón del otro, y luego señala el propio, como afirmando que todos recibieron el mismo Espíritu.

Todos de pie, unidos por las manos y de frente hacia el público, dejando ver los corazones con las lenguas de fuego, cantan con una misma voz una canción, sugerimos una canción que hable de Jesús, puede ser "Jesús te seguiré" u otra parecida.

Gesto final: los 15 personajes se acercan a los niños, mientras se sigue cantando, y les prenden a la ropa, en el lugar del corazón (¡sin pinchar a nadie!!!) el signo de las lenguas de fuego.

 

 

Lenguas de fuego en cartulina de colores

Así quedaría el signo del Espíritu en el corazón
(el "modelo" es Berni, mi hijo de 10 años,
quien recortó las lenguas de fuego mientras me preguntaba:
"Papá, ¿de verdad fueron así las lenguas de fuego?"
Moraleja de la vida: Hay que hacerse niño para entrar al Reino)

 

Enviar a sus amigos

Copyrigth © Buenasnuevas.com 2007